martes, 31 de enero de 2017

Por terreno rompepiernas - 29 de Enero de 2017

Tras un tiempo sin poder apenas salir en bici debido al mal tiempo, toca comenzar a acumular kilómetros de cara a los objetivos del verano. La ruta recorrió la zona entre Oviedo, Avilés y Grado. Sin ninguna subida remarcable, pero con múltiples repechos y toboganes en los que al final acumulé casi 1000m de desnivel en tan sólo 73kms.



Salgo de Oviedo al mediodía. La temperatura es muy buena para esta época del año, casi 20º, por lo que voy de corto. Lo único que malo es que la temperatura es buena porque sopla mucho viento y en alguna zona de la ruta se hace bastante incómodo.
Me dirijo hacia Lugones apra ir a Avilés por La Miranda. Justo al llegar a Lugones pincho, y además la rueda trasera, que siempre es más incómoda de arreglar.
Una vez reparado el pinchazo continuo la ruta y corono La Miranda, que por la vertiente de Posada de Llanera no tiene ninguna dificultad.


En el falso llano posterior a coronar La Miranda hay unas vistas espectaculares, aunque hoy los Picos de Europa están algo tapados por las nubes.



Tras bajar La Miranda sigo hacia Avilés por terreno muy cómodo que casi siempre pica ligeramente para abajo.
En Los Campos me desvío hacia Trubia. Esta carretera es un continuo sube-baja, con subidas de un par de kilómetros al 5-6% cada poco.



En Santa Cruz de Llanera me desvío hacia Peñaflor. Esta zona es muy abierta y el viento me da bastante guerra.


Antes de llegar a Peñaflor me desvío hacia Valduno. El Nalón va muy cargado de agua, se notan las lluvias de estos días.


En Valduno me desvío de nuevo hacia la general de Grado para volver a Oviedo por Fuejo y Sograndio. Se me hacen largas las dos subidas. No tengo nada de fondo y a partir de las dos horas de ruta voy con la reserva encendida.



Y en las últimas llego a Oviedo. Ha estado guapa la ruta, a ver si no pasa mucho tiempo hasta que pueda volver a salir.

domingo, 15 de enero de 2017

Altimetría: Valdedo (por Puente Castrillón)

Valdedo es un puerto situado en la carretera AS-35 que une Villayón y Boal. Hace unos meses veíamos la vertiente este, hoy vamos a ver la vertiente oeste.
Nos vamos a enfrentar a una subida muy irregular, que combina tramos de dureza, con otros más moderados e incluso descensos relativamente prolongados.
Tras dos kilómetros iniciales duros, entraremos en una zona de suaves toboganes hasta llegar a la zona final de la subida, con pendientes de dificultad media.
Estamos ante un puerto perfecto para el cicloturismo, tranquilo, bonito y que sirve como enlace para dos de los puertos reyes del occidente asturiano: La Bobia y La Marta.


La subida comienza en el Puente Castrillón, que cruza el río Navia. A esta zona llega la cola del embalse de Arbón.



El tramo más duro se encuentra al comienzo de la subida. La pendiente ronda el 8-9% con rampas puntuales al 10%.



Estos dos kilómetros atraviesan un frondoso bosque.



Tras dos kilómetros de subida salimos del bosque y llegamos al pueblo de Castrillón. Aquí finaliza la parte más dura de la subida y disfrutaremos de un pequeño descansillo.


A partir del pueblo de Castrillón entraremos en la parte más irregular de la subida. Se alternan tramos de subida suave con alguna rampa dura, y suaves descensos.



A nuestra izquierda tendremos magníficas vistas del río Navia.




Los últimos 3kms volverán a ser de continua subida, pero con pendientes moderadas entre el 3-5%. 



Cruzamos el pueblo de Ponticiella. Desde aquí hasta la cima nos restará aproximadamente un kilómetro y medio.



En el pueblo de Valdedo finaliza esta agradable y bonita ascensión.




martes, 10 de enero de 2017

Por las Regueras y La Reigada - 9 de Enero de 2017

Seguimos de pretemporada. El objetivo es rodar y acumular kilómetros de cara a las grandes rutas de la primavera y el verano, siempre buscando zonas interesantes o bonitas para hacer esos kilómetros.
Esta vez tocó acercarse a la zona de Las Regueras, Grado, Candamo y Llanera para hacer una ruta de 90kms y 1350m de desnivel acumulado, con la subida a la Reigada/Degollada como mayor dificultad del día.




Salgo de Oviedo con Luis a las 10 de la mañana. Ha caído una helada de órdago y el frío es brutal. Poco a poco nos vamos encontrando con José, Estrada y Javi, por lo que completamos la grupeta del día.
De Posada de Llanera nos dirigimos a Santullano por terreno de toboganes y subidas muy tendidas, exceptuando la subida a la propia Santullano, con alguna zona bastante dura.




Tras coronar el repecho de Santullano seguimos rumbo a Grado donde nos espera el avituallamiento, con el que esperamos entrar en calor.


Proseguimos ruta hacia la Reigada, agradable subid ideal para esta época del año, con pendientes suaves y buenas vistas.




En algún momento de la ascensión el ritmo es alegre con las típicas conversaciones de: ¿por qué vamos tan rápido? o ¿qué prisa tenemos? jaja.






Coronamos la Reigada, donde nos despedimos de Javi, y continuamos hacia la Degollada. Nos quedan algo menos de 2kms de subida sin mucha dificultad.


Bajamos hacia el Cogollo, con vistas espectaculares de la zona centro - oriental de Asturias, Picos de Europa incluidos, y del hongo de contaminación que cubre parte de Asturias.


Tras finalizar el descenso seguimos hacia Santa Cruz de Llanera, y de allí vuelta cómoda hacia Posada de Llanera y Oviedo.


Ruta guapa para estas alturas del año, pero como siempre, lo mejor fue la compañía.



miércoles, 4 de enero de 2017

Comenzando el 2017 - 4 de Enero de 2017

El tiempo pasa volando y comienza un nuevo año con el horizonte lleno de objetivos ciclistas, pero uno que sobresale ante todos: seguir disfrutando de la bici sobre cualquier otro aspecto.
Para comenzar el año nos acercamos al puerto del Cordal, por su vertiente riosana. Una subida con unas características muy buenas para esta época del año. 72kms y 1100m de desnivel para un buen arranque del año.




Salimos de Oviedo Carlos, David, Pablo y yo. Quedamos en juntarnos más adelante con Luis y Marce. Hay una pequeña descoordinación que nos lleva a hacer alguna que otra vuelta sin sentido hasta que nos juntamos a tomar el café en Santa Eulalia de Morcín, jaja.
De allí a Riosa, rumbo al Cordal. Ésta es un ascensión muy agradable, con pendientes constantes que rondan el 6% y unas vistas muy bonitas.






Marce es el nuevo Rominger y no quita el plato en toda la ruta, jaja.


Según vamos ganando altura las vistas se vuelven cada vez más bonitas, con el Aramo, el Monsacro y el valle de Riosa ante nosotros.




Coronamos el Cordal y nos hacemos la foto de grupo con el cartel. Con esta grupeta da gusto salir a rodar.


Aquí me separo de los compañeros ya que tengo que volver pronto a casa. La vuelta es cómoda exceptuando el enlazado Condado - Manjoya, que a estas alturas de la temporada en las que no tengo nada de fondo, me parece el Telgraphe - Galibier, jaja.
Gran comienzo de año!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...