A principios de este mes tocó acercarse a visitar La Cubilla. Este clásico del cicloturismo asturiano, que este año va a ser final de etapa en la Vuelta a España, es siempre un puerto más que agradable de subir. Pendientes moderadas, pedaleables, largo y con mucho desnivel acumulado. Un señor puerto de los de toda la vida, alejado de las rampas de garaje o las cuestas de cabra, y con un paisaje de alta montaña.
En compañía de Juan y Marcos pasé una mañana de lo más agradable ascendiendo a este coloso. A continuación dejo una selección de fotos de ese día.


Escalones finales de La Cubilla

El calor. El maldito calor. Como endurece una ruta hacerla con unas condiciones duras y, para mi, la peor de todas es el calor asfixiante que sufrimos cuando decidimos hacer esta ruta, ya bastante dura por si sola. Porque una ruta con las subidas a Santianes, La Corredoria, San Lorenzo, Maravio y Yernes acumula casi 3000m de desnivel en poco más de 90kms.
A continuación la crónica de tan dura ruta, hecha en compañía de Berto, David, Lolo, Parga y Rubén.


Petando en el Maravio
La bicicleta es un método magnífico para ir a conocer sitios. Gracias a ella he tenido la excusa perfecta para recorrer casi toda la costa de Bizkaia, y con Joseba ejerciendo de guía, conocer hasta el último detalle de los lugares que visitamos. Un gran día de bicicleta, en el que además nos salieron unos números de 185kms y 4000m de desnivel.


San Juan de Gaztelugatxe

Yernes y Tameza es uno de los concejos más despoblados y solitarios de Asturias, pero en realidad está a tiro de piedra de Oviedo. Se puede llegar a él en una ruta de 100kms y disfrutar de la espectacular subida a Yernes, situada en uno de los entornos más bellos de la región.
100kms y 1500m de desnivel realizados en un precioso día primaveral.


Rumbo a Yernes
El rey, el bicho, el monstruo, el coloso... ¿qué no se ha dicho ya del Angliru? El caso es que tenerlo a tiro de piedra de casa es un lujo, pero a la vez una castigo, ya que hay que ir a rendirle pleitesía todos los años.
El plan, como casi siempre que se visita el Angliru, es sencillo. Ir lo más despacio posible, subirlo como se pueda, e intentar volver a casa, jaja.
Haciendo esto, al final salen 1800m de desnivel en tan sólo 62kms., una barbaridad.


La Cueña de les cabres
Y otra vez en el occidente asturiano para hacer una ruta. La ruta transcurrió por la reserva de los Oscos y el Eo, con las subidas al Pico Ouroso y La Bobia. Profundos y angostos valles, frondosos bosques autóctonos, molinos, arroyos... todos eso nos espera en esta ruta. Y un compañero inesperado, el viento.
2500m de desnivel acumulado en tan sólo 87kms. El auténtico paraíso para el cicloturismo de puertos.


Molino de Soutelo
De nuevo en el occidente asturiano para hacer una ruta. Y es que cuando hay ganas de sumar puertos y desnivel no hay mejor zona en Asturias que esta. Con infinidad de puertos y vertientes que hacer.
Este día hicimos una ruta de casi 2700m de desnivel en 100kms, reccorriendo rodeados por la niebla las brañas vaqueiras, con las subidas a la Llomba Carqueixa, Los Cándanos, Brañúas y Aristébano.


Puerto de Luarca

La Marta es uno de los grandes colosos del occidente asturiano y el puerto de paso con mayor desnivel acumulado de toda Asturias, con casi 1500m de desnivel en 27kms.
Otra característica de este puerto es que pese a estar situado en el centro del occidente asturiano, es una zona remota en la que para ascenderlo en una ruta circular esta se va como mínimo a los 3000m de desnivel.
En esta ruta decidimos salir de La Espina y enlazar La Marta con Brañuas, para hacar un total de 150kms y 3500m de desnivel acumulado.


Rumbo a La Marta