Primera visita del año al occidente asturiano. Espero que tras el infausto 2020 sea la primera de muchas en este 2021. La ruta era relativamente sencilla para lo que es el occidente asturiano, pero aún así se fue a más de 2000m de desnivel acumulado en poco más de 100kms.

El valle del Navia en todo su esplendor

El occidente es la zona de Asturias con más puertos, y la sierra de La Bobia es la reina de la zona, con infinitas vertientes para subir hasta ella. Un paraíso para el cicloturismo para perderse por ella y disfrutar de la dureza y belleza de sus carreteras.

La vertiente de Penzol es una de las más duras. Con casi 18kms al 5,5%, sus números son engañosos ya que estamos hablando de un puerto con más de 1000m de desnivel acumulado en poco más de 15kms netos de subida.


Vídeo resumen del 2020. Gracias a todos los que han compartido pedaladas conmigo este año.

El occidente asturiano... ¿Qué puedo decir de esta zona que no haya dicho ya? Es el paraíso del cicloturismo de puertos. Esta vez me acerqué hasta Pola de Allande para hacer una ruta corta, pero muy dura, con las ascensiones a La Marta, el Collado del Couso y La Marta.

El embalse de Salime

Ponga, el gran tesoro escondido de Asturias. Paisajes bellísimos, puertos preciosos, desfiladeros, cascadas... este lugar tiene de todo y merece ser visitado una o dos veces al año como poco. Esta vez toco hacer una pequeña variación a la ruta clásica con Mohandi y Llomena, con la inclusión del espectacular tramo de Sobrefoz. Algo más de 2000m de desnivel acumulado en tan sólo 78kms.


El Tiatordos

La Cerezal es una de las varias ascensiones por las que se puede llegar a la Sierra de los vientos. han pasado casi 5 años desde la última vez que fui por allí, y todavía recuerdo perfectamente el pajarón que me pillé en aquella ocasión, por lo que la ocasión era perfecta para volver a visitarla y quitar el mal sabor de boca. 
La ruta fue corta, tan sólo 62kms, pero con más de 1300m de desnivel acumulado.

Montaña, prados, vacas y mar. Asturias en una sola foto.
Por el verano no hubo mucho tiempo para andar en bici. Tras el confinamiento hubo que dedicar el tiempo libre a otras cosas también placenteras, por lo que las salidas en bici muchas veces se quedaron en acercarse a algún coloso rápidamente. Por suerte, en Asturias vamos sobrados de ellos y en el mes de Julio pude disfrutar de 4 de ellos.

Últimos kilómetros de La Farrapona

Todos los años hay que visitar una o dos veces la zona de Amieva y Ponga para hacer alguna ruta en bici. Esta vez tocó visitar Casielles, que pese a llevar ya un montón de años andando en bici, aún no había visitado, sobre todo porque el estado de su asfalto hasta hace poco me echaba para atrás.
También decidí visitar la subida a Amieva y su prolongación hasta el Collado de Angón. Dos subidas que aún no había hecho nunca me esperaban.

Vistas desde el Collado de Angón